Audi Q8, el SUV deportivo que quiere marcar una época

El nuevo Audi Q8 combina todo lo que la marca representa para satisfacer las más altas exigencias. Cumple todas las expectativas gracias a un diseño expresivo y a una tecnología innovadora. Su aspecto deportivo evoca el modelo quattro original, pero al mismo tiempo, da un paso hacia el futuro mediante su nueva parrilla Audi Singleframe de diseño octogonal. Deslumbrante con el interior de este SUV coupé: generosidad de espacio, ambiente lujoso y una excelente conectividad. Entrarás de lleno en la era digital gracias a los avanzados sistemas de asistencia a la conducción o a la navegación que te proporcionan tecnologías como el MMI touch response o el control por voz. Además, el tren de rodaje y la tracción quattro convertirán la conducción del nuevo Audi Q8 en algo majestuoso, incluso en caminos sin asfaltar.

Características del Audi Q8

El Audi Q8 es un modelo derivado del Q7, respecto al cual pretende aportar un extra de deportividad tanto en lo estético como en lo dinámico. Las proporciones de su carrocería son diferentes, pues es un poco más corto (mide 4,98 m de largo; 7 cm menos que el Q7), más bajito (1,70 m; 4 cm menos) y más ancho (1,99 m; 3 cm más). En cuanto a la gama de motores, si bien está prevista una versión híbrida enchufable con fecha por definir, por lo pronto el Q8 contará con tres motorizaciones.

El diseño del Q8 es impresionante de principio a fin.  Los diseñadores han jugado con los recursos de forma excelente, combinando las nervaduras con las ópticas y las líneas horizontales. El Q8 tiene aspecto de tanque, y de hecho solo le falta una torreta en el techo para dar el pego.

Estamos ante el tope de la gama Q, el Audi Q8 expone sus argumentos en todos los campos. Ya ha quedado claro que el diseño es uno de esos, pero ojo a lo que pasa cuando abrimos esas puertas delanteras sin marco, al más puro estilo coupé. Es entonces cuando el diseño atrevido se mezcla con la tecnología y la calidad. Si espectacular resulta por fuera, por dentro no se queda corto. Y eso hay que agradecérselo a las pantallas digitales que se agolpan en su interior. Tres son los paneles que se agolpan en la cabina de lujo del Q8. Son paneles de 10 pulgadas a través de los cuales podemos gestionar todos los aspectos y funcionalidades del coche. La pantalla superior se centra en aspectos más comunicativos, como el sistema de infoentretenimiento con conexión para Android Auto y Apple CarPlay, el navegador, los modos de conducción, los ajustes del coche, el equipo de sonido y el impresionante conjunto de cámaras perimetrales que son capaces de ir un paso más allá y reconstruir el coche en vista 3D para que puedas ver todo el entorno a la hora de aparcar.

Incluso el cuadro de instrumentos digital llega de serie. No podía ser de otra manera ya que este gadget se ha vuelto prácticamente imprescindible para aquellos que busquen tener lo último. Lo que nunca está de más añadir, al menos para mi gusto, es el HUD que proyecta en el parabrisas solo la información más importante. Esto sí es un opcional en todas las líneas de equipamiento, y su precio no es nada barato ya que ronda los 1.800 euros. Otro extra que recomiendo seleccionar son los faros Matrix LED por poco más de 2.000 euros aunque de serie ya llega con ópticas de LED. Seguridad al fin y al cabo

Y ya que hablo de seguridad no puedo escaparme sin mencionar la impresionante dotación técnica que se ha incluido en el Q8. La lista de elementos de seguridad activa y pasiva es prácticamente interminable, aunque en este caso muchos de esos elementos no llegan de serie algo que no me termina de convencer ya que la mayoría de marcas ya apuestan por introducir toda su seguridad en los modelos más básicos. En la lista aparece el asistente de mantenimiento de carril, la cámara con lectura de señales, el indicador del ángulo muerto, el asistente de tráfico cruzado, el pre sense trasero, el detector de tráfico al abrir la puerta, el asistente de esquiva y una larga lista de elementos.

La comodidad ofrecida en cada viaje es digna de las primeras clases de los aviones de lujo. Es sentarte y darte igual dónde ir, solo quieres ir y relajarte. Obviamente los pasajeros frontales serán los que viajen más holgados, pero detrás hay espacio más que de sobra para todas las cotas, incluida la altura con respecto al techo.

Como no podía ser de otra manera el conjunto mecánico está unido a una caja de cambios automática Tiptronic de ocho velocidades y a un sistema de tracción a las cuatro ruedas quattro. A pesar de estas cualidades no estamos ante un todoterreno puro ya que su capacidad de actuación fuera del asfalto queda muy limitada por la ausencia de placas protectoras y por juegos de llantas que pueden ser de hasta 22 pulgadas con flancos demasiados estrechos para conjugarse con un uso de campo puro y duro.

Maniobrabilidad

Dado que las ruedas traseras tienen capacidad de giro, a baja velocidad giran en sentido contrario a las delanteras para mejorar la maniobrabilidad y a alta velocidad giran en el mismo sentido para facilitar la conducción, da la sensación de que el Q8 es un coche más pequeño de lo que realmente es, además de hacerlo mucho más ágil en el paso por curva.

Es en este último terreno donde más llama la atención porque es capaz de meter los cinco metros de coche en curvas donde sufrirías con uno de los muchos hot hatch que hay en el mercado. Cuando crees que el coche no será capaz de entrar en una curva basta con girar un poco más el volante y voila, te encuentras en pleno vértice a ritmos tan ridículos como insensatos. El ritmo de giro es impresionante, lo mismo que los cambios de dirección rápidos, que se los traga con toda naturalidad. Sinceramente creo que en este aspecto nada tiene que envidiar a un Porsche Cayenne. Del Urus no hablo porque no he tenido la ocasión de probarlo.

Todo ello consigue que un aburguesado gran SUV se convierta en un pequeño compacto divertido de conducir y muy, pero que muy, sorprendente

La Mejor Oferta de Renting del Audi Q8

En Renting Broker tenemos una oferta especial del AUDI Q8 45 TDI 231 CV QUATTRO TIPTRONIC