El MINI 5 Puertas llega con un diseño renovado pero continuista y un completo equipamiento tecnológico. Es más grande, confortable y eficiente, y según la marca ofrece sensaciones aún más cercanas a las de un kart. Construido sobre la arquitectura del BMW Serie 1 y BMW Serie 2, el MINI es más largo, ancho y alto; su distancia entre ejes también crece. Además de montar las dos puertas traseras, estira la longitud de su carrocería hasta los cuatro metros y supera a su hermano de tres puertas en 16 centímetros. En cuanto al maletero, alcanza los 278 litros, es decir, supone un incremento de 67 litros frente al Mini Hatch.

El motor es básico de 102 cv con un consumo medio por debajo de los cinco litros por cada cien kilómetros conducidos.

El tacto de la dirección es de las mejores que hay por su capacidad informativa, facilidad de guiado y rapidez. Al contrario de lo que sucedía con los primeros MINI de la era BMW ya no es necesaria la máxima concentración para mantener la trayectoria, haciendo que los viajes sean más cómodosEn ciudad quizás no sea tan blandita como las que encontrarás en otros polivalentes pero te aseguro que no podrás ponerle pegas.

Por último hay que citar la excelente iluminación que dan las ópticas LED opcionales. Totalmente recomendables, no es necesario que además añadas el sistema SmartBeam que de momento no ha logrado un funcionamiento muy bueno y puede marear un poco al resto de conductores.

Para más detalles pinche aquí